Hemos recorrido en las páginas que preceden los principales resultados del relevamiento de emisoras cooperativas de la Argentina “Hacer radios Cooperativas: investigación, fortalecimiento y capacitación del sector cooperativo de comunicación radiofónica”. Este estudio se realizó con 24 experiencias de este tipo, con alcance nacional. Se contactó y encuestó a medios de localidades de 6 provincias, en localidades tan diversas como San Pedro o Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires, desde Los Hornillos hasta Marcos Juárez, en Córdoba, pasando por zonas campesinas del monte santiagueño, ciudades como Gualeguaychú, en Entre Ríos, hasta sitios turísticos como Mar de Ajó o Villa Gesell.

Queremos resaltar aquí los principales resultados de esta investigación, tomando como referencia los ejes temáticos definidos inicialmente. Creemos que pueden ser de utilidad en primer lugar a las propias experiencias, y también a otras organizaciones que lleven adelante procesos de comunicación comunitaria, popular o cooperativa, o a quienes se planteen hacerlo. También a aquellos/as investigadores/as del campo de la comunicación que hacen dialogar sus prácticas académicas con los procesos de desarrollo territorial.

1 • Lo organizativo. La riqueza y diversidad de experiencias también se expresa en diferentes grados de desarrollo organizativo, económico, comunicacional y capacidad de incidencia de cada uno de los proyectos. Eso no impide en que, en todos los casos, se elija a la cooperativa como modo organizativo prioritario para la gestión de procesos de medios de comunicación audiovisual. La forma cooperativa de organización (que dentro del campo de los medios sin fines de lucro se complementa con las de asociación civil, mutual, sindicato o fundación) es valorada como fundamental. Esto permite a sus impulsores desarrollar la participación social, política, económica y cultural de sus integrantes en el espacio público, dando batalla en el plano de lo simbólico y la lucha por el sentido. ¿Se llevan adelante estos proyectos con niveles importantes de planificación y gestión? Allí las respuestas son diversas, hay cooperativas más avanzadas y otras en camino de hacer menos complicados los caminos hacia las metas que se proponen. Las de mayor edad, son las que mejor lo resuelven.

2 • Lo económico. La principal definición en este aspecto es que los proyectos cooperativos de comunicación radiofónica permiten generar ingresos económicos a partir del trabajo autogestionado de sus integrantes. Si bien en la mayoría de los casos no es su único ingreso, quienes llevan adelante las radios pueden trabajar de eso. Y aquí es donde se suma un punto importante: se conciben, en la mayoría de los casos, como trabajadores y trabajadoras de la radio, concepción ausente en términos generales en los inicios del movimiento de radios comunitarias de Argentina. Esto no impide que exista un alto grado de militancia y trabajo a pulmón en estas experiencias -no remunerado- logrando que se complementen.

3 • Lo legal. Un dato significativo es que en la gran mayoría de los casos, primero se encendió el transmisor y la gestión legal fue un segundo paso. Es decir, se ocupó el espacio en el espectro radioeléctrico y, a partir de construir legitimidad como medio, se avanzó en solicitar la licencia ante el organismo competente. No se puede obviar que estas prácticas se dieron en el marco de avances en las luchas por democratizar la comunicación, en algunos casos previamente, aunque en la mayoría al calor de los debates y posterior conquista de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La etapa abierta en 2004 con el surgimiento de los 21 Puntos y la Coalición por una Comunicación Democrática impulsó que muchas organizaciones sociales y cooperativas construyeran sus propios proyectos comunicacionales.

4 • Lo tecnológico. La gran mayoría de las radios cooperativas relevadas presentan niveles importantes de actualización tecnológica, conectividad a internet y equipamiento tecnológico (en gran medida como consecuencia de la aplicación del Fondo de Fomento Concursable –FOMECA). También cuentan con un alcance de antena considerable, a partir de las potencias de sus transmisores. El dato significativo aquí es la escasa utilización de software libre en sus sistemas informáticos, que irían más en sintonía con la filosofía de la cooperación.

5 • Los contenidos. La apertura con la comunidad, sus grupos y sus organizaciones es característico en todos los medios relevados. También la producción en red: en la gran parte de los casos, se producen programas de forma colaborativa con otras emisoras y organizaciones de comunicación. Otro dato significativo es la existencia o no de equipos periodísticos permanentes para la producción de noticias y opinión diaria. Si bien hay muchas experiencias que cuentan con éstos, no todas han alcanzado ese grado de organización.

6 • La música. La presencia de música de origen independiente –proveniente de intérpretes o grupos de música que no ceden sus derechos a empresas discográficas- predomina en todas las experiencias. No solamente “se pasa” ese tipo de bandas, sino que se construyen espacios de participación conjunta, programas, recitales, festivales, etc.

7 • Convergencia. Las radios desarrollan estrategias comunicacionales acordes a los nuevos entornos de producción y consumo: además de la transmisión analógica, casi todas realizan streaming por internet, manejan cuentas en redes sociales, suben notas con imágenes, e interactúan con las audiencias de múltiples formas.

8 • Estado. La principal relación que mantienen las radios cooperativas en este plano es con las Universidades. Participan en proyectos de extensión, capacitación e investigación, en muchos casos a través de convenios formales, en otros más informalmente. A nivel de las políticas públicas de comunicación, se reconoce la existencia del FOMECA como dinamizador de los procesos de las radios, sobre todo desde el punto de vista del financiamiento.

9 • Asociativismo. Es para destacar que todas las experiencias participan en redes asociativas, tanto de radios como del sector cooperativo. Se destaca FARCO como la red que más emisoras agrupa.